Cómo ordenar tu baño: 5 consejos para conseguir un baño limpio y ordenado

11/30/2022

Conseguir un baño ordenado y limpio no siempre es tarea fácil. No solo porque estamos hablando habitualmente de estancias limitadas en cuanto a espacio, muebles donde colocar los distintos accesorios, etc. Sino también porque la higiene en los baños es fundamental, y debemos maximizar este orden para poder realizar de forma habitual una limpieza concisa y profunda.

Y precisamente si en BeBox somos expertos en algo, es en orden y optimización de espacios, tal y como demuestran nuestros trasteros. 

Por eso mismo, hoy queremos darte una serie de consejos e ideas para ordenar tu baño. Desde cómo ordenar el armario del baño hasta cómo ordenar un baño pequeño. Una serie de recomendaciones para las cuales nos vamos a basar en el método Konmari que comentábamos en nuestro anterior artículo. 

El objetivo es sencillo: conseguir baños ordenados donde te quepa todo. Y, si esto no es posible, también aconsejarte sobre qué accesorios son los más recomendables para guardar en tu trastero con nosotros

Cómo organizar el baño: la magia del orden

Primer paso para ordenar un baño: ordenar sin muebles

O mejor dicho: vaciar el baño del todo antes de nada.

No te preocupes, este paso tan solo lo deberás hacer una vez cada cierto tiempo (no es necesario ser tan meticuloso todas las semanas).

Como pasos imprescindibles de esta fase tenemos el tirar productos caducados, desgastados o que ya no sirven (por desgracia, más veces de las que nos gustaría admitir, dejamos en los baños todo tipo de cosas que, con el paso del tiempo, ni siquiera éramos conscientes de que estaban ya ahí).

Por ejemplo, ¿sabías que los productos de higiene personal tienen en el envase un dibujo de un bote que indica los meses de uso seguro desde que los abriste? 

En este sentido, te recomendamos dejar en el trastero aquellos objetos más voluminosos que hace tiempo que no usas, pero que aún están en perfecto estado, así como juegos de toallas que te sobren, por poner tan solo dos ejemplos.

Una vez vacío, aprovecha para limpiar a fondo el baño. También el interior de los muebles, así como desinfectarlo todo. 

La acumulación: el peor error en cuanto a orden de los cajones del baño

Como comentábamos al principio, los cuartos de baño suelen ser estancias limitadas en cuanto a espacio. Una ducha, un aseo, un bidé y un inodoro son los grandes protagonistas del mismo, dejando escaso margen más que para uno o dos muebles (armarios, cajones, etc.). 

Unos pocos muebles que tendemos a tratar de abarrotar al completo.

Esta acumulación no solo hace la higiene más difícil (aspecto fundamental como veíamos antes), sino también menos cómodos: tardarás más tiempo en encontrar aquello que buscas; o tendrás que sacar varias cosas antes de dar con lo que necesitabas.

De nuevo, consigue orden en el baño al estilo de Marie Kondo: «las cosas que no puedes ver no existen: todo debe estar a mano y a la vista (dentro de los armarios)».

Desecha lo prescindible (seguro que tienes por ahí más de una muestra gratuita de colonia o cosméticos), guarda en tu trastero aquello a lo que des menos uso, y organízalo todo de manera que puedas verlo y tenerlo a mano. 

Abrir un cajón y encontrar a la primera justo lo que necesitas debería ser siempre tu objetivo.

Cómo ordenar las cosas del baño: cada uno su espacio

Lo dicho: es recomendable dejarlo todo siempre a mano. Y cuando de compartir una misma estancia entre distintas personas del hogar, este principio es si cabe aún más necesario.

Conviene que cada miembro de la familia disponga de su propio espacio personal dentro del baño. Un sitio donde cada uno pueda ordenar sus productos de higiene, maquillaje, cremas, etc. de la forma que mejor le parezca.

En este sentido, lo ideal en nuestra opinión, es que cada persona disponga de su propia balda dentro de un cajón o armarito; dejando el resto de ellas para almacenaje de objetos comunitarios como son las toallas. 

Guarda los recambios en su caja

Seguro que si eres una persona previsora tienes en casa más de una pasta de dientes, más de un bote de gel y champú, más de un rollo de papel higiénico… 

Este tipo de recambios son necesarios para no tener que ir cada dos por tres al supermercado a por ellos, pero no menos cierto es el valioso espacio que ocupan.

Te recomendamos guardar este tipo de elementos en su propia caja. De esta forma, no solo tendrás más espacio disponible, sino que también serán más fáciles de apilar gracias a la propia forma del paquete (sí, esta es una excepción al segundo de los consejos que te damos en el presente artículo).

En este sentido, también te aconsejamos guardarlos en el cajón o balda menos accesible de todos, ya que tendrás que recurrir a ellos con menor frecuencia que otros accesorios o productos. 

Cómo ordenar: muebles de baño que te serán de gran ayuda

Como en toda estancia de espacio limitado, conviene que contemos con muebles que nos permitan optimizar al máximo cada uno de los metros disponibles.

A este respecto, hay una serie de muebles que te serán de gran ayuda para guardar los distintos productos y accesorios, y que podrías considerar incorporar en tu baño: 

  • Lavabo con cajones: en toda tienda de muebles encontrarás este tipo de mobiliario con 2 o 3 cajoneras por debajo del lavabo en sí mismo.
  • Armarios camerino: es decir, aquellos que cuentan con un espejo en la puerta. De este modo, desempeñan dos funciones más que necesarias en este tipo de estancias.
  • Armarios con puertas encima del inodoro: habitualmente, el espacio por encima del inodoro suele quedar diáfano y sin ningún tipo de uso. Por eso mismo te aconsejamos incorporar un pequeño armario situado en altura (para evitar darte con la cabeza) y con puertas. Al ser cerrado, al igual que el resto de muebles, la sensación de orden que se proyecta es mucho mayor. 

Esperamos que estos 5 consejos te sean de gran ayuda para sacar el máximo provecho a tu baño y aumentar tanto el espacio disponible, como la sensación de orden. Con todo, ya sabes que siempre que necesites guardar tus objetos y enseres sobrantes, eres más que bienvenido a dejarlos en nuestros trasteros: la mejor forma de conservar estos en espacios seguros contra el paso del tiempo.

© 2020 BeBox Trasteros