Skip to main content

10 consejos para etiquetar y organizar cajas en un trastero

Cuando se trata de utilizar un trastero para almacenar tus pertenencias, la organización es clave. Lo hemos repetido mil y una veces en artículos de todo tipo; desde el método Konmari a trucos para organizar herramientas y equipos. Pero hoy queremos hablar de organización de trasteros en lo que respecta a un aspecto muy concreto:

Las cajas. 

No te contamos nada nuevo si te decimos que una de las formas más efectivas de mantener el orden en tu trastero es etiquetar y organizar tus cajas de manera adecuada. 

Pero, como todo método, requiere de ciertas pautas para llevarse a cabo de forma óptima.

Y quizás en otra cosa no, pero en BeBox tenemos mucha experiencia en lo que respecta a organización de cajas. Consejos que compartimos con cada nuevo cliente que contrata uno de nuestros trasteros y, ahora, contigo: 

10 pautas para organizar un trastero de forma eficiente mediante cajas

Una organización eficiente en cajas para un trastero requiere de planificación

Antes de comenzar a etiquetar y organizar tus cajas en el trastero, es importante planificar con anticipación. 

Haz una lista de las cosas que planeas almacenar y agrúpalas en categorías similares (por ejemplo, “salón”, “baño”, “cocina”, “fútbol”, “videojuegos”, etc.). Esto te ayudará a determinar cuántas cajas necesitarás, así como el espacio necesario para guardarlas, y qué tipo de etiquetas serán más útiles para identificar el contenido de cada una.

Cómo etiquetar las cajas para guardar en el trastero

Cuando etiquetes tus cajas, asegúrate de usar marcas claras y legibles

Escribe con claridad el contenido de cada caja en la etiqueta, utilizando rotuladores permanentes o etiquetas impresas. También puedes incluir detalles adicionales, como la habitación de origen de los objetos o la fecha en que se almacenaron, para facilitar aún más la identificación.

Etiqueta en dos lados de cada caja

De cara a etiquetar cajas en un trastero, otro truco muy eficiente es poner marcas en cada caja en al menos dos lados

Esto te permitirá identificar el contenido de la caja incluso cuando estén apiladas unas sobre otras. O cuando hayas movido algunas de ellas y vuelto a colocarlas del “lado equivocado”.

Pon las etiquetas en la parte superior e inferior de la caja, así como en uno o ambos lados, según tus preferencias.

Utiliza códigos de color

A la hora de hablar de accesorios para etiquetar cajas en un trastero lo más importante es el color.

Sí, no es un accesorio como tal, pero un sistema de códigos de color es una forma muy eficaz de organizar tus cajas dentro de un trastero. Asigna un color específico a cada categoría de objetos y utiliza etiquetas o cintas adhesivas de ese color para identificar las cajas correspondientes. 

Por ejemplo, puedes utilizar el color rojo para las cajas que contienen decoraciones navideñas y el color azul para las que guarden la ropa de invierno.

Prioriza el acceso a la hora de ordenar cajas en un trastero

Al organizar tus cajas en el trastero, ten en cuenta la frecuencia con la que necesitarás acceder a cada una. Es un aspecto del que ya hablamos largo y tendido en ‘Consejos para organizar y maximizar el espacio en tu trastero’, pero a modo de resumen, este sería el consejo más importante:

  • Coloca las cajas que necesitas con más frecuencia en lugares de fácil acceso, cerca de la entrada o en la parte delantera si se encuentra en un armario o estantería. 

De esta manera, no tendrás que desordenar todo el trastero cada vez que necesites algo.

Cómo apilar cajas en un trastero mediante estanterías o estantes

Para maximizar el espacio de almacenamiento y facilitar la organización, te recomendamos utilizar estanterías o estantes en tu trastero. Es decir, aprovechar lo que se conoce como almacenamiento vertical.

Las estanterías te permitirán apilar más cajas, hacerlo de manera ordenada, y mantenerlas separadas del suelo, protegiendo de este modo tus pertenencias de la humedad y las rozaduras. 

Agrupa las distintas cajas por categorías 

¿Algún otro truco sobre cómo localizar rápido las pertenencias en un trastero? Sí, organiza tus cajas por categorías o temporadas para facilitar la búsqueda de objetos específicos. 

Por ejemplo, puedes agrupar todas las cajas de decoración de Navidad por un lado, todas las cajas de ropa de verano por el otro, etc. 

Esto te ayudará a encontrar rápidamente lo que necesitas sin tener que revisar cada caja individualmente. Sobre todo, si lo acompañas del doble etiquetado y los códigos de color que comentábamos anteriormente. 

Realiza y mantén actualizado un inventario detallado 

Además de etiquetar el contenido general de cada caja, te aconsejamos incluir detalles adicionales en las etiquetas para una organización más precisa. 

Por ejemplo, en lugar de simplemente escribir «ropa de invierno», puedes especificar qué tipo de ropa hay dentro de la caja, como «abrigos», «bufandas» o «guantes».

Toda esta información la has de recopilar, a su vez, en un inventario (físico o digital) que te ayude a saber siempre, en todo momento y lugar, qué pertenencias tienes guardadas en el trastero. 

Registra el contenido de cada caja, su ubicación en el trastero y cualquier otra información relevante que te ayude a mantener un control preciso de tus objetos.

Una revisión constante es fundamental

Es importante revisar y actualizar regularmente la organización de tu trastero para asegurarte de que siga siendo funcional y eficiente. Además de comprobar que todas las cajas permanecen en perfecto estado, sin signos de humedad en ellas. 

Sobre todo, si se trata de un trastero en un bloque de viviendas. Ya que, por norma general, estos están peor acondicionados que los que puedes encontrar en una instalación de alquiler de trasteros como BeBox

A medida que agregues o retires objetos, ajusta tus etiquetas y reorganiza tus cajas según sea necesario para mantener el orden.

¿Cajas de cartón o cajas de plástico para trastero?

Respuesta contundente: cajas de plástico.

Éstas no sólo son más duraderas y resistentes que las típicas cajas de cartón (siempre y cuando, claro está, optes por contenedores de almacenamiento robustos), sino que, además, serán menos propensos a sufrir los síntomas adversos de la humedad, y podrás ver de forma más fácil e intuitiva qué contiene cada uno de ellos.

Etiquetar y organizar cajas en un trastero de manera adecuada es esencial para mantener un espacio ordenado, funcional y fácilmente accesible. 

Esperamos que con estos consejos prácticos maximices el espacio de almacenamiento de tu trastero, protegiendo al mismo tiempo tus pertenencias y facilitando la búsqueda de objetos específicos cuando los necesites. 

Y recuerda que, siempre que lo necesites, aquí nos tienes para echarte una mano

Cómo proteger tus muebles de madera en un trastero

Guardar muebles de madera en un trastero (ya sea durante una mudanza, reforma del hogar o, simplemente, para liberar espacio en casa) requiere un cuidado y precauciones especiales para garantizar que se mantengan en óptimas condiciones durante su tiempo de almacenamiento. 

Estén o no barnizados tus muebles de madera, has de tener un especial cuidado a la hora de almacenar estos si quieres preservarlos a salvo de la suciedad, la humedad y el paso del tiempo

El desgaste y deterioro suele afectar en especial a este tipo de mobiliario frente a cualquier otro. Los daños, raspones y “picotazos” suelen ser muy comunes en todo traslado o movimiento. Y no son pocos los casos que hemos visto en los cuales estos muebles han sufrido algún tipo de desperfecto.

Por eso mismo, al igual que hicimos con los documentos en papel, hoy exploraremos diversos consejos y técnicas para proteger tus valiosos muebles de madera mientras están en un trastero, asegurando que se conserven en perfecto estado para su uso futuro.

Son consejos que solemos dar a los clientes de los trasteros de Bebox y por ahora han demostrado su eficacia: 

8 consejos para guardar muebles en el trastero

Cómo proteger muebles antes de guardarlos en un trastero: limpieza profunda

Antes de guardar tus muebles de madera en el trastero, es vital que realices una limpieza profunda para eliminar el polvo, la suciedad y cualquier residuo que pueda dañar la madera con el tiempo

Utiliza un paño suave y ligeramente húmedo para limpiar la superficie de los muebles. Totalmente prohibido el uso de productos químicos agresivos que puedan dañar el acabado de la madera. Créenos: con agua basta.

Asegúrate de secar completamente los muebles después de la limpieza y antes de guardarlos para evitar la temida humedad (aunque ahora profundizaremos un poco más en este aspecto).

Desmonta las piezas grandes

¿Alguna vez has trasladado algún mueble de Ikea, Conforama o cualquier otra gran superficie de muebles? Seguro has notado entonces que, después de haberlos movido, los cajones ya no cierran como deberían o que las puertas no terminan de ajustarse.

Para evitarlo (siempre que sea posible, que muchas veces el propio montaje del mueble impide el desmontarlo), desarma los muebles de madera en piezas más pequeñas antes de almacenarlos en el trastero. 

Esto no sólo facilitará el transporte y la manipulación de los muebles, sino que también reducirá el riesgo de daños durante el almacenamiento al poder envolver mejor cada una de las piezas. Asegúrate de etiquetar cada parte y guarda los tornillos, tuercas y otros pequeños elementos en bolsas sellables para evitar que alguno de ellos se pierda.

Cómo embalar muebles de madera para guardarlos en un trastero

Sin duda, una de las consultas más frecuentes e importantes en lo que respecta al almacenamiento de este tipo de mobiliario es saber qué protectores para muebles de madera usar para trasteros.

Pues bien, te dejamos aquí las técnicas que, en nuestra experiencia, han demostrado una mayor efectividad:

Envuelve cada pieza individual de mobiliario de madera (nos remitimos al apartado anterior) con mantas, fundas de plástico o papel burbuja

Estos 3 materiales han demostrado ser los más efectivos para proteger los muebles de madera contra golpes, arañazos y roces durante el transporte y el almacenamiento en el trastero. Además, considera el uso de fundas de tela transpirable para evitar la acumulación de polvo y permitir que la madera respire mientras está almacenada.

Cómo proteger mis muebles de madera de la humedad

La humedad es uno de los mayores enemigos de la madera, ya que puede provocar deformaciones, hinchazón y moho. Y todos ellos pueden dar fácilmente al traste con tu mobiliario.

Lo ideal es que el trastero donde los almacenes tenga unas buenas condiciones de humedad como los que disponemos en BeBox. Pero si tienes dudas al respecto, lo mejor es utilizar deshumidificadores para controlar los niveles de humedad, especialmente en climas húmedos o durante los meses de lluvia. 

Además, coloca láminas de plástico o lonas impermeables en el suelo y alrededor de los muebles para evitar que la humedad de la superficie se transfiera al propio mobiliario.

En este sentido, te recomendamos echar también un vistazo a nuestro artículo ‘Cómo evitar la humedad y el moho en tu trastero’.

Mantén elevado tu mobiliario de madera con respecto al suelo

Evita colocar directamente los muebles de madera en el suelo del trastero, ya que esto puede exponerlos a la humedad y la condensación. 

En su lugar, utiliza plataformas de madera, palets o lonas de plástico para elevar los muebles del suelo y proporcionar una barrera protectora contra la humedad. Aunque ojo: asegúrate de distribuir el peso de manera uniforme para evitar deformaciones en la madera. Lo ideal, por lo tanto, es que los coloques sobre una superficie estable, continua y nivelada. 

Lleva a cabo un exhaustivo control de plagas

Los trasteros no acondicionados pueden ser propensos a la infestación de plagas como insectos y roedores, que pueden causar daños significativos a los muebles de madera. 

Más de uno y de dos casos nos han contado clientes nuestros antes de venir a BeBox.

Para mantener a salvo tus muebles de estas amenazas, sella cualquier entrada o grieta por donde puedan ingresar las plagas y utiliza trampas o productos repelentes si es necesario. Además, inspecciona regularmente los muebles en busca de signos de infestación y toma medidas preventivas para evitar problemas futuros.

El peligro de la luz solar directa y las temperaturas críticas 

Evita exponer tus muebles de madera a la luz solar directa durante largos períodos de tiempo, ya que esto puede provocar decoloración y daños en el acabado. 

Para ello, coloca los muebles en áreas del trastero que reciban poca luz natural o utiliza cortinas o persianas para filtrar la luz solar directa. 

Además, asegúrate de mantener una temperatura estable en el trastero. Los cambios bruscos pueden afectar a la madera y acabar deformándola en el largo plazo. 

Mantén una inspección regular y un mantenimiento constante 

Por último, pero no menos importante, realiza inspecciones regulares de tus muebles de madera mientras están almacenados en el trastero. ¿Pero a qué nos referimos exactamente?

A buscar signos de daños, humedad, plagas o cualquier otro problema que pueda surgir y tomar medidas para abordarlos de inmediato. Además, considera la posibilidad de aplicar un tratamiento de protección adicional, como cera o aceite para muebles, para mantener la madera en óptimas condiciones.

¡Esperamos que al seguir estos consejos y técnicas para proteger tus muebles de madera en un trastero, garantices que estos se mantengan en excelente estado y listos para su uso futuro!

Recuerda que el cuidado adecuado y la precaución pueden marcar la diferencia

Cómo proteger tus pertenencias en un trastero contra daños

Los trasteros profesionales ya suelen ser de por sí espacios muy seguros donde almacenar tus pertenencias personales o empresariales y que no necesitas en tu día a día. 

Sin embargo, toda precaución es poca a la hora de garantizar la integridad de tus objetos; salvaguardándolas frente al paso del tiempo y potenciales peligros como los robos o la humedad.  

Implementar medidas efectivas de protección contra posibles daños es fundamental, y eso es precisamente lo que veremos en el artículo de hoy: diversas estrategias y consejos para asegurar que tus pertenencias estén resguardadas de manera óptima en tu trastero; así como los beneficios que te proporciona BeBox en este sentido: 

Elige el trastero adecuado 

Antes de almacenar tus pertenencias, asegúrate de elegir el trastero adecuado para tus necesidades. No es lo mismo almacenar equipamiento deportivo que documentación en papel (por señalar tan sólo dos ejemplos).

Considera factores como el tamaño, la ubicación, las condiciones de humedad y la temperatura, así como medidas de seguridad implementadas en el lugar (aunque luego hablamos más extensamente de este punto en concreto). 

Y si tienes dudas de cuál es el más óptimo para tus requerimientos concretos, no te preocupes: contacta con nosotros y, sin ningún tipo de compromiso, te asesoraremos en todo lo que necesites. 

Utiliza el embalaje correcto

Utiliza materiales de embalaje de calidad para proteger tus objetos. Más calidad = mayor seguridad

Cajas resistentes, papel burbuja, mantas protectoras y fundas especializadas son algunos de los mejores embalajes para evitar golpes, roces y daños por manipulación que más te recomendamos. 

Con todo, te aconsejamos leer también ‘Las 9 mejores prácticas para el embalaje y almacenamiento en un trastero’, ya que en este artículo analizamos con mayor profundidad este apartado. 

La importancia de la organización y la distribución

Organizar tus pertenencias de manera ordenada y lógica dentro del trastero va a ser fundamental tanto como para encontrar lo que necesitas sin problemas, como para evitar tropiezos, caídas de cajas, etc.

¿Ejemplos? Coloca los objetos más pesados en la parte inferior y los más frágiles en estantes seguros; distribuye el peso de forma equilibrada para evitar accidentes por sobrecarga, etc. Pero si quieres conocer el listado completo deberías echarle un vistazo a ‘Consejos para organizar y maximizar el espacio en tu trastero’.

Protección contra plagas

No suele ser habitual en trasteros profesionales (al menos, en BeBox estamos orgullosos de poder afirmar que nunca hemos tenido problemas en ninguna de nuestras instalaciones); pero en trasteros de viviendas particulares (sobre todo, en aquellos edificios de construcción antigua) es muy necesario establecer medidas para proteger tus pertenencias contra plagas como roedores e insectos.

Para ello, sella herméticamente las cajas y utiliza productos repelentes según sea necesario. Realiza inspecciones periódicas (una vez al mes) para detectar cualquier posible signo de infestación.

Un mantenimiento regular es sinónimo de protección

Realiza visitas periódicas al trastero para verificar el estado de tus pertenencias y realizar cualquier ajuste necesario en el embalaje o la distribución. 

Unas leves inspecciones que te permitirán detectar problemas a tiempo y evitar daños mayores; si bien en BeBox siempre estaremos al tanto de informarte ante cualquier posible incidencia

Etiqueta correctamente. Mantén actualizado tu registro 

Lo hemos mencionado una y mil veces, pero no nos cansaremos de decirlo: etiqueta claramente todas tus cajas y pertenencias para facilitar su identificación y acceso cuando sea necesario.

A este respecto, ten siempre un inventario detallado (físico o digital) del contenido de cada caja, cajón o estantería para saber qué se encuentra en cada lugar en todo momento sin necesidad de abrir todas las cajas.

Menor manipulación conlleva menores accidentes

Estanterías y soportes: tus mayores aliados

Utiliza estanterías robustas y soportes adecuados para organizar y almacenar tus pertenencias de forma segura. De esta forma, evitarás apilar objetos de manera inestable que puedan sufrir caídas y daños.

De hecho, te recomendamos ir un paso más allá y optar por estanterías modulares

Cómo evitar el daño por humedad en trasteros

Uno de los desafíos más comunes al almacenar objetos durante períodos prolongados es protegerlos del daño por humedad

La humedad puede causar estragos en artículos como muebles, documentos, equipos electrónicos y ropa; provocando moho, oxidación y deterioro general.

Para evitar estos problemas y mantener tus pertenencias en óptimas condiciones (sobre todo, si tu trastero se ubica en una región con altos índices de humedad), es importante que controles la temperatura; mantengas los objetos y cajas por encima del nivel del suelo; y que emplees desecantes como gel de sílice, carbón activado o bolsas de arcilla dentro del trastero y en las cajas de almacenamiento. 

Estos materiales absorben la humedad y ayudan a mantener un ambiente seco en el interior de las cajas.

En el caso de documentación, libros y demás material en papel, utiliza carpetas de plástico o cajas herméticas diseñadas para proteger contra la humedad; almacenándolos en estanterías o muebles que no estén en contacto directo con las paredes del trastero.

Cómo mejorar la seguridad de mi trastero

La seguridad de tus objetos almacenados ha de ser una de tus mayores precauciones.

En este sentido, si tienes tu trastero en tu edificio/comunidad de vecinos asegúrate de utilizad candados de alta seguridad (por ejemplo, aquellos que tienen cerradura con barra o cerraduras inteligentes con control remoto); instalar una alarma de seguridad conectada a un sistema de monitorización (son una excelente herramienta disuasoria); lleva a cabo un exhaustivo control de inventario (tal como te comentábamos antes); y ubica tus objetos más valiosos en los lugares más inaccesibles, en cajas etiquetadas como «artículos domésticos» o «suministros de oficina».

Con todo, si te decides a alquilar tu trastero con BeBox, has de saber que nuestras instalaciones ya cuentan de por sí con vigilancia 24 horas monitoreada mediante cámaras CCTV, y con alarmas conectadas directamente con el Cuerpo Nacional de Policía.

Unas medidas de las cuales estamos tan convencidos que hasta te proporcionamos un seguro multirriesgo para tus pertenencias. 

Sigue estos consejos y conseguirás que tus objetos permanezcan a salvo del tiempo, la humedad y potenciales robos. 

Con todo, si crees que alguna de tus pertenencias requiere de un cuidado especial (o si se te ha quedado alguna duda en el tintero), aquí nos tienes para preguntarnos. Estaremos más que encantados de echarte una mano. 

Las ventajas de utilizar estanterías modulares en tu trastero

Los trasteros son espacios de almacenamiento vitales para ayudar a mantener ordenados tanto nuestros hogares como nuestros negocios. 

Con todo, faltaríamos a la verdad si no te dijéramos que muy a menudo estos espacios se convierten en lugares donde el desorden y el caos campan a sus anchas debido a la falta de organización adecuada. Es aquí cuando puede (y hasta debe) entrar en juego un nuevo actor: las estanterías modulares.

Un elemento que te ofrecerá una solución práctica y eficiente para maximizar el espacio y mantener la organización en tu trastero. En BeBox recomendamos su uso a más de un cliente (tanto particulares como comercios), ya que no son pocos los beneficios que proporcionan. 

Precisamente por ello, en el artículo de hoy exploraremos las ventajas de utilizar estanterías modulares en tu trastero y cómo pueden ayudarte a optimizar el espacio y mantener tus pertenencias en orden.

¿Qué es una estantería modular? ¿Para qué sirven las estanterías modulares?

Las estanterías modulares son sistemas de almacenamiento versátiles y flexibles que están diseñados para adaptarse a una amplia variedad de necesidades de almacenamiento:

Consisten en una serie de componentes individuales que se pueden ensamblar y configurar de diversas formas para crear estanterías personalizadas según las necesidades específicas del usuario

De hecho, estas estanterías no sólo se emplean para el almacenaje de objetos. Cada vez más, tanto particulares como comercios las utilizan como soporte decorativo, el cual usan a su vez para mostrar sus productos, libros, recuerdos de viaje, etc.

Si hay una palabra que las defina, ésa sin duda es ‘Personalización’

5 ventajas y aplicaciones de las estanterías modulares

Maximizar espacio con estanterías modulares

Este mobiliario está diseñado para aprovechar al máximo el espacio disponible en tu trastero. Con su diseño versátil y ajustable, puedes personalizar la disposición de las estanterías según tus necesidades específicas y el tamaño de los objetos que desees guardar. 

Una ventaja que tiene una aplicación totalmente práctica: sacar partido a cada centímetro de espacio de manera eficiente y evitar el desperdicio de espacio.

Personalización y adaptabilidad de las estanterías modulares

Perdona si nos repetimos, pero es que la gran ventaja de las estanterías modulares es su capacidad para ofrecer una organización personalizada. 

Con estantes ajustables en altura y configuraciones flexibles, puedes organizar tus pertenencias de manera que se adapten perfectamente a tus necesidades. Ya sea que necesites espacio para cajas, contenedores, herramientas o archivos. También al espacio disponible en el propio trastero (tanto ancho como alto).

Maximiza el acceso en tu trastero

¿Recuerdas que en más de una ocasión hemos mencionado la importancia de crear pasillos de acceso y que todos tus objetos sean fácilmente alcanzables y visibles? Por ejemplo, a la hora de mantener el orden y limpieza en tu trastero

Pues bien, otro beneficio clave de las estanterías modulares es su facilidad de acceso a tus pertenencias. 

Al mantener tus objetos ordenados y visibles en los estantes, puedes encontrar rápidamente lo que necesitas sin tener que buscar entre montones de otros objetos totalmente desordenados. 

Esto no solo te ahorra tiempo y esfuerzo, sino que también te permite mantener un trastero limpio y ordenado en todo momento. A salvo del caos, posibles roces y la tan temida humedad. 

Estanterías modulares: sinónimo de versatilidad 

Las estanterías modulares son increíblemente versátiles y pueden adaptarse a una amplia gama de aplicaciones de almacenamiento. 

¿Necesitas organizar herramientas? ¿Almacenar archivos en una oficina en casa? ¿Guardar suministros propios de un almacén? No hay problema: las estanterías modulares están pensadas para adaptarse a cada necesidad de almacenamiento de manera efectiva. 

Además, su diseño modular te permite expandir o reconfigurar tus estanterías según sea necesario para adaptarse a los cambios que se vayan produciendo a lo largo del tiempo.

Una mejor estética

Además de su funcionalidad, las estanterías modulares también pueden mejorar la estética de tu trastero. Sí, sí, sabemos que ésta quizás sea la ventaja menor importante, pero sigue siendo ventaja al fin y al cabo. 

Con una amplia variedad de estilos, colores y acabados disponibles, puedes elegir estanterías que complementen la decoración de tu trastero y agreguen un toque de estilo al espacio. 

Esto no solo hace que tu trastero sea más atractivo visualmente, sino que también puede mejorar tu experiencia al utilizar tu espacio de almacenamiento

¿Qué se debe considerar a la hora de elegir estanterías modulares?

Al elegir este tipo de mobiliario para tu trastero, es importante tener en cuenta una serie de factores clave que te ayudarán a seleccionar la opción más adecuada según tus necesidades de almacenamiento. 

¿De qué factores hablamos? De los siguientes: 

    • Tamaño y dimensiones del espacio: antes de seleccionar las estanterías modulares, es fundamental medir y evaluar el espacio disponible en tu trastero. Debes tener en cuenta tanto el ancho, el alto como la profundidad del área donde planeas instalar las estanterías. De esta forma, podrás determinar el tamaño y las dimensiones que ha de tener cada uno de los módulos. 
    • Capacidad de carga: otro aspecto importante a considerar es la capacidad de carga de las estanterías modulares y el peso y tipo de objetos que puedan soportar de manera segura y sin comprometer su estabilidad. 
    • Material y durabilidad. Estas estanterías están disponibles en una variedad de materiales, como metal, madera, plástico y acero inoxidable. En nuestra opinión, el acero inoxidable siempre será una de las mejores opciones. 
  • Diseño y configuración. Debes considerar si necesitas estanterías con estantes ajustables, cajones, puertas, ganchos u otros accesorios adicionales para cubrir tus necesidades específicas de almacenamiento. 
  • Facilidad de montaje. Parece una tontería, pero no: buscar opciones que sean fáciles de ensamblar y que no requieran herramientas complicadas o conocimientos técnicos especializados siempre es un punto a tener en cuenta. 

Las estanterías modulares ofrecen una serie de ventajas significativas para optimizar el espacio y mantener la organización en tu trastero. 

Desde maximizar el espacio disponible hasta ofrecer una organización personalizada y facilitar el acceso a tus pertenencias, y las estanterías modulares son una solución práctica y eficiente para cumplir con dicho objetivo. 

Considera invertir en estanterías modulares para tu trastero, porque será igual a invertir en la durabilidad y conservación de los objetos que en ellas deposites. 

Cómo utilizar sistemas de almacenamiento a medida en tu trastero

Cuando se trata de aprovechar al máximo el espacio de tu trastero, la clave está en la organización. 

¿Y a qué nos referimos con “organización? Pues en lo que respecta al arte del orden en trasteros, hablamos de contar con sistemas de almacenamiento a medida que marquen la diferencia entre un espacio caótico y un espacio deseado.

Para conseguirlo, en este artículo exploraremos diversas opciones, desde estanterías adaptadas hasta accesorios de todo tipo. Todo ello con un único propósito: lograr que tu trastero sea un espacio funcional y bien organizado.

Una meta para la cual conviene que tengas siempre presente el siguiente mantra del método Konmari:

“Cuando de guardar se trata, lo vertical es lo mejor”

Marie Kondo

¿Cómo maximizar la capacidad de tu trastero?

Cuando se trata de almacenamiento, la capacidad de tu trastero es un factor determinante. Implementar estrategias inteligentes que te permitan maximizar el uso de ese espacio limitado, de cada centímetro cuadrado, será esencial para lograr un trastero organizado.

Para lograrlo, en este apartado exploraremos cómo hacer que cada rincón de tu trastero trabaje a tu favor para garantizar un almacenamiento óptimo: 

Realiza un inventario detallado

Antes de comenzar a organizar, realiza un inventario detallado de tus pertenencias. Identifica cada uno de los artículos, tratando de categorizarlos según la caja/estantería/armario en el que se encuentren para poderlos localizar en posteriores ocasiones con una mayor facilidad.

Con todo, en este sentido tenemos un artículo mucho más completo cuya lectura te recomendamos: ‘Cómo crear un inventario eficiente de tus pertenencias en un trastero

A pesar de ello, nos gustaría recalcar que, en este punto, también consideres aquellos objetos que raramente usas y si algunos de ellos podrían ser donados o vendidos.

Diseña un plano de almacenamiento a medida de tu trastero

Dibuja un plano de tu trastero y planifica dónde colocarás cada uno de tus enseres.

Lo ideal es que coloques estos objetos en armarios, estanterías, cajas transparentes y otro tipo de ideas de almacenaje como las que te daremos en la siguiente sección; y estos a su vez los ordenes por categorías (deporte, documentos de la casa, libros, etc.) o por ubicación dentro del hogar (salón, cocina, baño, etc.), teniendo siempre en cuenta el dejar pequeños pasillos por los que poder acceder a todos y cada uno de los rincones. 

El contar con un plano propio te ayudará a visualizar la disposición óptima y a maximizar la eficiencia del espacio.

Establece un sistema de rotación para artículos estacionales

Son muchos los objetos o prendas de ropa cuyo uso dependen de la estación. Desde abrigos a botas de montaña, pasando por bañadores o sombrillas (por citar tan sólo 4 ejemplos).

Para facilitar el acceso y manipulación de estos enseres, te recomendamos implementar un sistema de rotación para artículos estacionales. Coloca los artículos que utilizas con menos frecuencia en la parte trasera y los de uso más frecuente en la zona delantera (atendiendo siempre a las categorías que señalábamos en el punto anterior). 

Almacenamiento vertical: el gran olvidado

No subestimes el poder de las paredes de tu propio trastero. Éstas son igual de útiles que el suelo e, incluso, más que éste; ya que así evitarás el tener que agacharte siempre que quieras coger/guardas algo.

En este sentido, utilizar organizadores verticales para zapatos, ropa y otros artículos pequeños, te vendrá de perlas, así como hacer uso de estantes, armarios, ganchos y otro tipo de soportes.

De esta forma, tendrás más espacio en el suelo donde colocar los artículos más grandes y voluminosos. 

De hecho, tan importante es este punto que le vamos a dedicar en exclusiva el siguiente de los puntos para proporcionarte unas cuantas ideas: 

Las mejores soluciones de almacenaje vertical

    • Estanterías modulares: las estanterías modulares son ideales para trasteros, ya que se pueden ajustar para adaptarse a cualquier tipo de espacio. Puedes personalizar la altura y distribución de los estantes para almacenar desde cajas hasta objetos más voluminosos.
    • Estanterías deslizantes: optar por estanterías deslizantes es sinónimo de facilitar el acceso a objetos guardados en la parte posterior de tu trastero. Estas estanterías se desplazan lateralmente, maximizando el uso del espacio y evitando la necesidad de mover objetos para llegar a otros. Muy, muy útiles. 
  • Estanterías de piso a techo: aprovecha la altura del trastero utilizando estanterías que lleguen hasta el techo. Teniendo siempre presente este enfoque maximizarás el espacio vertical y cada centímetro de tu trastero, proporcionándote una capacidad de almacenamiento significativamente mayor.
  • Armarios empotrados con divisiones modulares: gracias a este tipo de organizadores, podrás ajustar la disposición de cada una de las divisiones según tus necesidades (por ejemplo, las estacionales de las que hablábamos antes), garantizando una utilización eficiente del espacio.
  • Armarios con cajones extraíbles: quizás menos “novedosos” que los anteriores, pero sí igual de útiles para organizar herramientas, documentos o artículos más pequeños. Al poder extraer los cajones, tendrás una visión clara de su contenido y te facilitará su categorización.

Ideas para el almacenamiento de tu trastero: accesorios imprescindibles

Aparte de los sistemas de almacenamiento vertical que acabamos de ver, existen otros muchos otros accesorios igual de útiles tanto para sacar partido a cada rincón de tu trastero, como para maximizar el orden y organización dentro del mismo: 

    • Ganchos y soportes: instala ganchos y soportes en las paredes para colgar herramientas, bicicletas o artículos deportivos. Mantener estos elementos fuera del suelo maximiza el espacio disponible (¡imagínate lo que puede ocupar una mountain bike de cualquier otra forma!). 
    • Cajas transparentes: utiliza cajas transparentes para almacenar objetos diversos pertenecientes a categorías concretas (papelería, menaje de la cocina, toallas, etc.). La transparencia te facilitará precisamente la identificación del contenido sin necesidad de abrir cada caja. Si, además, empleas separadores, llevarás tu organización al máximo nivel.
  • Estantes en el techo: aprovecha el espacio vertical instalando también estantes en el techo de los cuales colgar objetos ligeros o artículos estacionales que no necesitas con frecuencia.
  • Paneles perforados para herramientas: tal y como vimos en ‘Trucos para organizar herramientas y equipos en un trastero’ este tipo de organizador te vendrá de perlas para mantener todas tus herramientas ordenadas y, al mismo tiempo, liberar espacio en cajones y estanterías.

Invertir en sistemas de almacenamiento a medida transformará tu trastero en un espacio donde orden y eficiencia serán los grandes protagonistas. 

Desde estanterías adaptables hasta accesorios inteligentes, estas soluciones te permitirán aprovechar al máximo cada rincón. Al mantener el orden, no solo optimizas el espacio, sino que también facilitas la búsqueda y el acceso a tus pertenencias. 

De todos modos, ya sabes que siempre que lo necesites, en BeBox te ayudaremos a sacar el máximo partido del trastero que alquiles con nosotros

Consejos para mantener la limpieza y el orden en tu trastero

Un trastero bien organizado no sólo facilita el acceso a tus pertenencias, sino que también contribuye a mantener un ambiente limpio y ordenado donde poder almacenar todos los enseres y objetos de tu hogar y empresa de una forma adecuada y, sobre todo, eficaz.

Un lugar que sirva no solo para su almacenaje, sino también para su salvaguarda

Tanto si utilizar tu trastero para guardar artículos personales como almacenar los suministros comerciales de tu negocio, la limpieza es un requisito imprescindible si queremos que estos estén a salvo del paso del tiempo, la suciedad y la humedad.

Seguir algunos consejos prácticos puede marcar la diferencia en la eficiencia y la limpieza de tu espacio. Y créenos, como expertos en trasteros, sabemos muy bien de qué hablamos y de las consecuencias de un incorrecto mantenimiento. 

Dicho lo cual, aquí te presentamos una pequeña guía que te ayudará a mantener tu trastero limpio y ordenado:

10 claves para mantener la limpieza y el orden de trasteros

Evalúa y planifica

Antes de tirarte de cabeza a la piscina de la organización, realiza una evaluación exhaustiva de los elementos que almacenarás (o almacenas ya) en tu trastero. 

Planifica cómo utilizarás el espacio para aprovechar al máximo cada rincón. Ten muy en cuenta el uso de estanterías, cajas y otros accesorios que puedan facilitar la organización. Y ten presente que necesitarás de “pasillos” para llegar sin problemas a todas y cada una de las cajas y sus correspondientes objetos, así como para facilitar la limpieza.

Con todo, este es un tema que bien merece un artículo aparte. Y, de hecho, lo tiene: ‘Consejos para organizar y maximizar el espacio en tu trastero’. Te recomendamos echarle un vistazo para sacarle provecho a cada metro cuadrado de tu trastero. 

Clasifica por categorías

Organiza cada una de tus pertenencias en categorías lógicas. Agrupa objetos similares para facilitar la búsqueda y minimizar la posibilidad de desorden. 

Por ejemplo, puedes tener secciones separadas para herramientas, artículos de temporada, documentos o suministros de oficina. 

De esta forma, te será mucho más sencillo recordar donde tienes cada cosa en todo momento y lugar. Un objetivo para el cual también te será de ayuda mantener un inventario actualizado. 

Etiqueta cada una de tus cajas

Etiqueta todas las cajas y contenedores de manera clara y legible. Un sistema de etiquetado eficiente te ahorrará tiempo a la hora de buscar artículos específicos y te ayudará a saber qué contiene cada una de las cajas de un solo vistazo

A este respecto, te aconsejamos hacer uso de colores para crear subdivisiones que te ayuden a saber que X cajas contienen elementos de un mismo espacio/tarea. Por ejemplo, del salón o de un proyecto profesional en particular. 

Implementa una rutina de mantenimiento

Establece una rutina regular para revisar y mantener tu trastero. Programa limpiezas y organizaciones periódicas para evitar la acumulación de polvo y desorden. 

Incluye esta tarea en tu calendario para asegurarte de cumplir con esta rutina, y sé estricto con respecto a ella.

Utiliza estanterías y organizadores

Aprovecha al máximo el espacio vertical utilizando estanterías y organizadores. Las estanterías permiten una mejor visibilidad y acceso a tus pertenencias, mientras que los organizadores de plástico transparente son ideales para objetos más pequeños.

Los rieles y ganchos también te podrían ser de gran utilidad a la hora de sacarle más provecho a las paredes e, incluso, al techo. 

Cajas y contenedores adecuados

Guarda tus pertenencias en cajas y contenedores resistentes y duraderos. Nada de cartón barato susceptible de romperse al más mínimo golpe o sufrir la peor de las humedades.

En este sentido, nuestra recomendación es que priorices las cajas transparentes de plástico resistente. ¡Y a ser posible que sean todas iguales!

Al elegir contenedores uniformes, optimizas el espacio y le das al trastero un aspecto más ordenado.

Deshecha lo innecesario

A medida que vayas planificando tu rutina de mantenimiento o actualizando tu inventario, identifica aquellos elementos que ya no necesitas. 

Deshazte de objetos innecesarios o que ya no tienen utilidad. Puedes donar, reciclar o desechar adecuadamente estos elementos para liberar un espacio que desde luego te será muy valioso.

Una regla sencilla que puedes aplicar en este sentido es la siguiente: ¿Hace ya más de 5 años que no usado ese objeto en concreto? Entonces seguramente ha llegado el momento de desprenderte de él. 

“La mejor manera de descubrir lo que realmente necesitamos es deshacernos de lo que no”

Marie Kondo. Método KonMari

Mantén una iluminación adecuada

Asegúrate de que tu trastero esté bien iluminado. Una buena iluminación no solo facilita la búsqueda de objetos, sino que también contribuye a mantener un ambiente limpio y acogedor.

En este caso, te recomendamos optar por la iluminación LED: más eficiente y económica a largo plazo, así como más sostenible. 

Preocúpate por la ventilación de tu trastero

Mantén una buena ventilación en tu trastero para evitar la acumulación de humedad y olores desagradables. 

Considera la posibilidad de instalar pequeños ventiladores o aberturas para garantizar una circulación de aire adecuada que minimice la acumulación de humedad. Una tarea para la cual también te aconsejamos implementar algunos deshumidificadores y/o bolsas antihumedad.

Seguridad ante todo

Si almacenas elementos valiosos, asegúrate de contar con medidas de seguridad adecuadas, como cerraduras y sistemas de alarma. 

En BeBox somos conscientes de la importancia de este punto (al fin y al cabo, si guardas o almacenas algo es porque quieres conservarlo, y en el mejor estado posible). De ahí que nuestros trasteros cuenten con sistemas de vigilancia las 24 horas del día mediante cámaras CCTV y alarma, la cual está conectada directamente con la policía.

Mantener tu trastero limpio y ordenado es clave para aprovechar al máximo el espacio de almacenamiento y facilitar tanto el guardar tus enseres como el encontrarlos.

Con una planificación cuidadosa, la implementación de rutinas y la selección de los accesorios adecuados, puedes transformar tu trastero en un área organizada y funcional a la que sacar todo el partido.

Sigue estos consejos y descubre cómo la organización eficiente mejorará la accesibilidad a tus pertenencias. Y si tienes dudas con alguna cuestión en concreto, contacta con nosotros sin ningún tipo de compromiso.

Estaremos encantados de ayudarte.

Trucos para organizar herramientas y equipos en un trastero

Si eres de los que disfrutan realizando proyectos DIY, trabajando en el jardín o, simplemente, eres todo un manitas, es más que probable que tengas multitud de herramientas por una u otra parte de la casa.

Herramientas todas ellas fundamentales para las diversas labores que realizas, pero que no sueles usar todas al mismo tiempo ni en tu día a día. Es en esos casos cuando guardarlas en un trastero resulta clave para ahorrar espacio en tu hogar

Pero, ¿cómo organizar todas esas herramientas y equipos de manera eficiente para que siempre estén a tu alcance cuando los necesites? Si las almacenas sin ton ni son en cualquier caja/estantería lo más probable es que ni las encuentres (por no mencionar lo necesario que es preservar su estado de conservación…). Al fin y al cabo, no estamos hablando de encontrar un calefactor o bicicleta, sino, a título de ejemplo, una llave inglesa.

Para lograr mantener en orden y concierto todo este plantel de herramientas, desde BeBox queremos darte una serie de trucos prácticos para convertir tu trastero en un oasis organizado. Al fin y al cabo, como empresa de trasteros que somos ya hemos tenido que lidiar más de una vez con este tipo de casos: 

Técnicas de organización específicas para herramientas en tu trastero

Antes de sumergirte en la tarea, es importante que des respuesta a una pregunta del todo relevante: 

¿Cuál es la frecuencia de uso que le das a cada una de tus herramientas y equipos?

La respuesta a este interrogante te dará la clave para saber cuáles son las herramientas que utilizas con una mayor regularidad. Anótalas en orden decreciente, y ten dicho listado siempre muy presente de cara a estas otras preguntas:

¿Cómo organizar un trastero de manera eficiente en lo que a herramientas se refiere?

Para dar respuesta a este nuevo interrogante te recomendamos seguir los dos siguientes pasos. Cúmplelos a rajatabla y conseguirás saber en todo momento y lugar dónde se encuentra cada una de tus herramientas y equipos: 

  • Agrupa herramientas y equipos por categorías. Por ejemplo, coloca todas las herramientas eléctricas juntas, los equipos de jardín en otro lugar, y así sucesivamente. Para su correcta consecución, te recomendamos realizar un inventario para tu trastero eficiente
  • Reserva una sección de tu trastero para las herramientas y equipos que usas con más frecuencia. De esta manera, tendrás acceso rápido a lo esencial sin tener que rebuscar entre otras cosas ni apartar una y mil cajas. 

Cómo optimizar el espacio en tu trastero para todas y cada una de tus herramientas

Cierto es que en su día ya te dimos una serie de consejos con los que maximizar el espacio en tu trastero. Y, si bien estos trucos son igual de válidos y te seguirán siendo de gran ayuda para el presente cometido, creemos que hemos de ser un poco más específicos en lo que a herramientas y equipos se refiere.

Concretamente, especificar cuáles serán tus mejores aliados y accesorios para poner orden en el trastero y para colgar tus herramientas:

  • Utiliza estanterías para aprovechar la altura del trastero. Las estanterías te permiten almacenar herramientas y cajas de manera vertical, maximizando el espacio disponible. Además, en el lateral de cada balda podrás poner etiquetas que especifiquen la categoría de los objetos que sostienen. Así encontrarás fácilmente cada equipo.
  • Guarda herramientas más pequeñas y accesorios en cajas transparentes. Esto no solo facilita la identificación del contenido, sino que también mantiene todo ordenado y a la vista. Usa clasificadores o cajas organizadoras para optimizar aún más la organización interna de las mismas: son ideales para mantener ordenadas las piezas más pequeñas y evitar que se dispersen.
  • Usa barras magnéticas para sujetar herramientas metálicas. Estas barras son ideales para cuchillas (guarda éstas siempre con el filo y punta cubiertos para evitar accidentes), destornilladores y otras herramientas que tengan partes metálicas.
  • Paneles perforados. Instala paneles perforados en las paredes para colgar herramientas pequeñas, como destornilladores, alicates y llaves. Estos paneles son altamente personalizables y te permiten ajustar la disposición según tus necesidades.
  • Instala ganchos para sistemas de almacenaje en las paredes. Estos accesorios para colgar herramientas más grandes, como palas, rastrillos y otros utensilios de jardín, te serán de gran utilidad para aprovechar el espacio vertical y mantener el suelo libre.
  • Sistema de rieles y ganchos. Una versión optimizada del punto anterior. Instala un sistema de rieles con ganchos ajustables para colgar herramientas más grandes, como martillos, sierras y taladros. Este sistema te permite modificar la disposición según lo necesites, a diferencia de la otra opción.

Cómo almacenar antiguos aparatos electrónicos en tu trastero

Los aparatos electrónicos requieren de un pequeño inciso: además de etiquetarlos claramente, habrás de guardarlos en una sección de tu trastero que esté lo más a salvo posible del polvo y la humedad. En este sentido, lo mejor será que recurras a las baldas intermedias de una estantería, evitando el contacto directo con la pared.

De hecho, lo ideal sería que envolvieras dichos artículos para protegerlos de esta humedad y polvo, así como del paso del tiempo.

Cómo organizar un trastero con estanterías

Las estanterías requieren de su propio punto y aparte. No solo por ser un gran aliado para tus herramientas, sino porque lo serán para tu almacenaje en general. Ejemplo de ello: guardar documentos en un trastero.

Dentro del muy variado y amplio mundo de las estanterías, aquellas que te podrán ser de más ayuda son las estanterías modulares. Estas pueden adatarse a tus necesidades, ya que gracias a ellas podrás ajustar la altura de los estantes y así acomodar artículos de diferentes tamaños.

Tal y como señalábamos en el punto anterior, etiqueta cada estante o caja para identificar fácilmente su contenido. Este sencillo método te ayudará a agilizar el proceso de encontrar lo que necesitas y evitar un desorden innecesario.

Cómo mantener en orden tus herramientas en todo momento y lugar

Mantener en orden de tus herramientas en un espacio (no necesariamente en un trastero aunque, por supuesto, siempre dentro de él) requiere de que te grabes a fuego el siguiente mantra en tu cabeza:

Revisión y disciplina

Programar revisiones periódicas para asegurarte de que todo esté en su lugar te ayudará a asegurar que todo está en su sitio. No es necesario que lo hagas cada vez que acudas a tu trastero, pero sí de una forma periódica. Esta rutina te permitirá realizar ajustes a medida que evolucionen tus necesidades de almacenamiento.

Pero de nada serviría una revisión continua sin una cierta dosis de disciplina: desarrolla el hábito de devolver cada herramienta a su lugar después de su uso. Mantener ese hábito siempre que acudas al trastero será clave para asegurar que el orden sea el verdadero protagonista.

Lograr un trastero organizado es una tarea gratificante que transformará tu espacio en un lugar ordenado y funcional. Sobre todo, cuando de lo que estamos hablando es de herramientas.

Sigue estos trucos para maximizar el espacio, mantener tus herramientas accesibles y asegurarte de que todo esté en su sitio. Al hacerlo, no solo mejorarás la eficiencia, sino que también harás de tu trastero un espacio más agradable y fácil de usar. 

Con todo, si tienes duda sobre cuál es el trastero más adecuado para tus objetos, consúltanos sin ningún tipo de compromiso. Estaremos más que encantados de ayudar al manitas organizado que llevas dentro. 

Cómo evitar la humedad y el moho en tu trastero

La humedad y el moho son enemigos silenciosos que pueden dañar tus pertenencias almacenadas en un trastero. Mantener un espacio seco y protegido es esencial para preservar tus objetos durante largo tiempo. Un aspecto en el que día a día cumplimos en BeBox para asegurar la durabilidad de tus pertenencias más queridas. 

En este artículo volcamos toda nuestra experiencia y trayectoria profesional para ofrecerte una serie de consejos que te ayudarán a aprender cómo evitar la humedad y el moho en tu trastero. Toma papel y lápiz y comencemos: 

¿Cómo evitar la humedad en un trastero? Pasos clave

La humedad en un trastero puede ser provocada por diversas razones, como la falta de ventilación, la condensación, filtraciones de agua o nulo aislamiento. De hecho, podríamos decir sin miedo a equivocarnos que estos son los problemas más comunes que puedes encontrarte. 

A continuación, te proporcionamos algunas estrategias para mantener a raya la humedad:

Productos antihumedad para tu trastero

La primera medida para evitar la humedad en tu trastero es utilizar productos antihumedad. Parece y es una obviedad, pero ello no lo convierte en menos cierto.

Los deshumidificadores y las bolsas antihumedad serán tus grandes aliados en este sentido: soluciones efectivas para absorber el exceso de humedad en el aire. 

Coloca estos productos estratégicamente en tu trastero (por ejemplo, en las esquinas, cubriendo el mayor espacio posible) y asegurarás que la humedad se reduzca a mínimos históricos. 

Asegura la ventilación en trasteros

La falta de ventilación es otra de las principales causas de la humedad en los trasteros. Una ventilación que en BeBox nos esforzamos por asegurar en cada uno de nuestros trasteros disponibles para alquiler.

Con todo, si tu trastero particular carece de ventanas o ventilación natural, considera instalar una rejilla de ventilación. Esta medida permitirá que el aire circule, reduciendo la humedad, y asegurando que los objetos guardados no se vean perjudicados.

Impermeabilizar tu trastero: una estrategia ganadora 

Asegúrate de que las paredes y el techo de tu trastero estén bien impermeabilizados. 

Este objetivo lo puedes lograr aplicando pinturas antihumedad en las superficies, las cuales crearán una barrera protectora. En este sentido, es también esencial verificar que el techo no tenga filtraciones (y cubrirlas en caso de que las tenga).

¿El aislamiento del trastero es el adecuado?

Un buen aislamiento es otra de las claves que has de cumplir para evitar la humedad en tu trastero. 

Asegúrate de que las paredes estén aisladas adecuadamente para evitar que la humedad del exterior afecte el interior. Para este propósito, lo ideal es que la fachada cuente con un buen sistema de aislamiento térmico (SATE) o sistema de fachada ventilada. Soluciones que a día de hoy cuentan con una considerable subvención gracias a los fondos Next Generation

A destacar: deshumidificador para trastero sin enchufe

Punto aparte merece un producto en concreto: los deshumidificadores para trastero sin enchufe.

Si no tienes acceso a una fuente de energía en tu trastero (situación más común de lo que nos gustaría), existen deshumidificadores que funcionan sin necesidad de enchufe. Estos dispositivos son útiles para espacios sin electricidad, y te serán de gran ayuda. 

Otros remedios contra la humedad en un trastero

Existen varios remedios caseros que, aunque menos eficaces que los anteriormente comentados, también pueden ayudarte a reducir la humedad en tu trastero. Si bien son menos efectivos, desde luego son más económicos.

Uno de ellos es colocar tiza o bolsas de arroz, los cuales absorberán la humedad del aire. Unos elementos que has cambiar de forma periódica (una vez por semana). 

¿Cuál es la normativa de humedad en trasteros?

La normativa CTE (Código técnico de Edificación) especifica en el ‘apartado 13.1 Exigencia básica HS 1: Protección frente a la humedad’ lo siguiente:

“Se limitará el riesgo previsible de presencia inadecuada de agua o humedad en el interior de los edificios y en sus cerramientos como consecuencia del agua procedente de precipitaciones atmosféricas, de escorrentías, del terreno o de condensaciones, disponiendo medios que impidan su penetración o, en su caso permitan su evacuación sin producción de daños.”

Como ves, no es una normativa demasiado concreta, y puede depender a su vez de la normativa local, con requisitos específicos para cada comunidad. Normativas que harías bien en consultar, sobre todo, si alquilas un trastero en una instalación compartida.

Cómo proteger tus pertenencias de la humedad

Además de prevenir la humedad en tu trastero, es esencial tomar medidas para proteger tus pertenencias. De esta forma, asegurarás al 100% que éstas no se verán afectadas.

Aquí tienes las recomendaciones que consideramos más importantes:

  • Utiliza cajas herméticas y bolsas selladas: guarda tus objetos en cajas de plástico hermético o en bolsas de almacenamiento selladas. Este simple gesto evita que la humedad entre en contacto con tus pertenencias. A este respecto, estos consejos de almacenamiento para tu trastero podrían serte de utilidad. 
  • Eleva tus objetos: si tu trastero tiene suelos de hormigón, coloca tarimas o estantes para elevar tus pertenencias. Esto reduce el riesgo de daños causados por la humedad del suelo.
  • Evita el contacto directo con las paredes: almacena tus objetos a cierta distancia de las paredes del trastero para evitar que la humedad las afecte.
  • Revise y ventila regularmente: aún siguiendo todos los consejos para evitar la humedad que aquí te proponemos, es igualmente importante revisar y ventilar tu trastero de manera regular para detectar cualquier problema a tiempo.

Cómo eliminar la humedad de un trastero

Si a pesar de tus esfuerzos y todos los anteriores consejos (o quizás porque has entrado a leer este artículo cuando ya era demasiado tarde), la humedad ha logrado infiltrarse en tu trastero, es importante tomar medidas inmediatas para eliminarla:

  • Deshazte del moho: si encuentras moho en tus pertenencias, límpialo con una solución a base de agua y vinagre o con algún producto antimoho específico. Eso sí, siempre utiliza guantes y mascarilla para protegerte.
  • Seca tus objetos afectados: saca al aire libre los objetos afectados por la humedad para que se sequen adecuadamente. Si es necesario, utiliza un secador de aire caliente (aunque lo ideal, de nuevo, es que estos se sequen al aire libre).
  • Localiza y soluciona la fuente de la humedad: investiga la causa de la humedad y toma medidas para resolverla. Esto podría implicar impermeabilizar las paredes, mejorar la ventilación o reparar filtraciones.

¿Cómo quitar el olor a humedad en el trastero?

Si la humedad también ha causado malos olores en tu trastero, aquí tienes algunas recomendaciones:

  • Ventilación: asegúrate de que el trastero esté bien ventilado. Abre las ventanas o instala un ventilador para mejorar la circulación del aire.
  • Limpiadores desodorizantes: utiliza productos desodorizantes diseñados para eliminar olores a humedad. Estos productos suelen estar disponibles en forma de sprays o bolsitas absorbentes y podrás encontrarlos en grandes superficies.
  • Bicarbonato de sodio: coloca recipientes abiertos con bicarbonato de sodio en tu trastero. Esta sencillísima solución ayuda a absorber olores desagradables.

Mantener tu trastero libre de humedad y moho es fundamental para preservar tus pertenencias en buen estado. Al seguir estos consejos, esperamos que puedas disfrutar de un espacio seco y seguro para almacenar tus objetos durante años y años. 

La prevención y el cuidado adecuado son las claves para evitar problemas relacionados con la humedad en tu trastero. De hecho, si tienes alguna duda o problema en específico que no hayamos tratado en este artículo, contacta con nosotros sin ningún tipo de compromiso.

¡Siempre dispuestos a echarte una mano! 

Cómo proteger tus documentos importantes en un trastero

El almacenamiento de documentos es una preocupación tanto para particulares como para empresas. Sobre todo, si estamos hablando de documentación importante o confidencial.

Ya sea por razones de espacio, seguridad o simplemente para mantener tus archivos organizados, un trastero es una solución más que viable para mantener toda esta documentación a salvo, bien resguardada y evitando que ocupe un espacio vital en tu negocio o vivienda

De hecho, en BeBox no son pocas las empresas que recurren a nuestros trasteros profesionales para asegurar la salvaguarda del histórico de su documentación. 

El almacenamiento de documentos importantes en trasteros es una cuestión que afecta, principalmente (aunque no únicamente) a empresas de todo signo. La humedad o el calor pueden afectarles gravemente, y es conveniente tomar una serie de medidas especiales

Sin embargo, para garantizar que tus documentos se mantengan en buen estado, es fundamental que sepas cómo protegerlos de la forma más adecuada. En este artículo, volcamos toda nuestra experiencia con empresas para proporcionarte una serie de consejos que te ayudarán a saber cómo proteger tus documentos importantes en un trastero

Cómo conservar documentos de papel en tu trastero

La documentación en papel es muy vulnerable a factores ambientales como la humedad y el calor. Y por eso mismo conviene darles un tratamiento adecuado. Para lograrlo, aquí te dejamos algunas pautas para conservar tus documentos de papel en un trastero de forma segura:

  • Utiliza cajas de archivo resistentes: almacenar tus documentos en cajas de archivo de alta calidad es esencial. Cajas diseñadas para resistir la humedad y proteger su contenido. De hecho, en nuestra opinión las mejores son aquellas que están fabricadas de metal.
  • Utiliza cajas con cierre hermético: las cajas de archivo con cierre hermético ofrecen una capa adicional de protección contra la humedad, pero también contra el polvo. Si te aseguras de que están bien selladas, su contenido permanecerá a salvo durante meses y meses. 
    • Emplea carpetas de plástico: si necesitas mantener tus documentos en carpetas, opta por las de plástico. Estas son más resistentes a la humedad que las típicas carpetas de cartón.
  • Evita el contacto con el suelo: coloca tus cajas o carpetas en estantes para evitar que entren en contacto directo con el suelo del trastero, ya que este puede ser fuente de humedad (sobre todo, en el caso de los típicos trasteros para particulares que hay en los bloques de vivienda: sus suelos, habitualmente de hormigón, no están preparados para repeler la humedad).
  • Desecantes: coloca bolsitas de gel de sílice o desecantes en las cajas o distribuidos a lo largo de los estantes para absorber la humedad del aire. Cambia estas bolsitas de forma regular para asegurar que éstas sigan cumpliendo su cometido.
  • Control de la humedad: si el trastero tiene problemas de humedad, considera utilizar sistemas de control para mantenerla a raya. Los deshumidificadores son claro ejemplo de ello.

Cómo almacenar tus libros en un trastero

Al igual que con la documentación en papel, los libros pueden ser vulnerables a la humedad y al calor. Y, dado que son un elemento bastante común en trasteros de todo tipo, creemos conveniente dedicarle su propio apartado.

En primer lugar, y de nuevo, unos estantes resistentes para mantener los libros alejados del suelo serán tu mejor aliado para evitar que estos absorban la humedad que tiende a generarse en este tipo de superficies. Asegúrate de que los estantes estén nivelados y bien anclados (para evitar caídas y, sobre todo, accidentes). 

Almacena los libros en posición vertical, tal y como lo harías en una biblioteca; ya que al apilarlos horizontalmente las tapas y las páginas podrían dañarse con el roce. Situación que, desde luego, no queremos que ocurra.

Además, es importante utilizar desecantes o sistemas de control de humedad para proteger tus libros de ésta. Al igual que harías con el suelo, evita el contacto directo con las paredes para garantizar la conservación óptima de tus libros almacenados en tu trastero.

Cómo organizar la información de tu empresa en un trastero

Si eres una empresa y necesitas almacenar documentos y archivos importantes en un trastero, la organización es clave. Aquí tienes algunos consejos para organizar documentos de forma segura en el trastero:

  • Inventario detallado: crea un inventario de todos los documentos almacenados, incluyendo fechas y descripciones. Este control te facilitará la recuperación de documentos cuando los necesites. Te recomendamos echarle un vistazo a este artículo sobre cómo crear un inventario eficiente para tu trastero. Te será de gran ayuda. 
  • Categorización: organiza tus documentos en categorías lógicas (por temática, orden cronológico, por departamentos, etc.). Puedes utilizar cajas o estantes etiquetados para identificar fácilmente el contenido de cada espacio.
  • Acceso controlado: limita el acceso al trastero a personal autorizado. Considera el uso de cajas con llave o sistemas de seguridad adicionales si es necesario para proteger la información más confidencial (sobre todo, aquella correspondiente a terceros, como clientes o empleados). 

Seguridad en un trastero para documentos 

Independientemente de si eres un particular o una empresa, la seguridad es esencial a la hora de almacenar documentos importantes en un trastero. Aquí tienes algunas medidas para garantizar su seguridad (y, con ella, la de tu negocio, empleados, clientes y proveedores):

    • Cajas con llave para guardar documentos: utiliza cajas de archivo con cierre seguro y, si es necesario, agrega candados adicionales.
  • Guardamuebles para documentación: si tienes una gran cantidad de documentos importantes, considera el uso de un armario o mueble con cerradura dentro del trastero. Estos estantes suelen ser de metal, lo que proporcionará una mejor conservación del contenido. 
  • Sistemas de seguridad: si almacenas documentos extremadamente sensibles, considera la instalación de sistemas de seguridad, como cámaras o alarmas.

Tan relevante es este punto, que en BeBox disponemos de sofisticados sistemas de vigilancia y alarma en cada uno de los trasteros, los cuales se encuentran conectados a su vez con centrales de alarma y la propia policía.

Proteger tus documentos importantes en un trastero es fundamental para garantizar que se mantengan en buen estado y seguros. Si sigues estas pautas, minimizarás los riesgos asociados con la humedad y el calor, así como con la seguridad.

Eso, o también puedes optar por trasteros diseñados para empresas y profesionales. Trasteros equipados con todos los servicios y medidas de seguridad para asegurar la salvaguarda de tu documentación más importante. Incluso con aparcamiento siempre disponible para que puedas recogerlos en cualquier momento. 

Nosotros nos preocuparemos de protegerlos para que tú puedas dedicarte a lo más importante: el crecimiento de tu negocio. 

Consejos para almacenar ropa de temporada en un trastero

El almacenamiento de ropa de temporada en un trastero es una excelente manera de aprovechar al máximo el espacio en tu hogar y mantener tus prendas en buen estado

Tanto si estás guardando tus abrigos de invierno durante el verano como tus vestidos de verano durante el invierno, es importante hacerlo de manera adecuada para que tus prendas se conserven en perfecto estado y estén listas para su uso cuando llegue la temporada adecuada. 

Cierto es que trasteros particulares como los de BeBox están pensados precisamente para asegurar la durabilidad de los enseres y ropa que puedas llegar a almacenar a ellos (preservándolos frente al paso del tiempo y de la suciedad), pero nunca está de más aplicar unos tips adicionales. 

Por eso mismo, en este artículo queremos ofrecerte desde BeBox una serie consejos prácticos y técnicas de organización para almacenar ropa de temporada en un trastero de manera eficiente y segura. Todos ellos basados en nuestra larga trayectoria profesional. 

Clasificar prendas y organización de ropa de temporada en el trastero

Antes de empezar a guardar la ropa de temporada en tu trastero, es fundamental clasificar tus prendas. Esto te ayudará a mantener un sistema organizado y a facilitar el acceso a estas cuando sea necesario. ¿Qué pasos has de seguir para ello? Los siguientes:

  1. Clasifica por temporada: separa la ropa de invierno de la de verano y otras estaciones intermedias. Esto te permitirá acceder rápidamente a las prendas adecuadas cuando llegue el momento. En este sentido, nos gustaría recalcar que se deben clasificar también las estaciones intermedias. Estamos seguros que en primavera y otoño no empleas la misma ropa que en invierno o verano- 
  2. Organiza por tipo de prenda: agrupa las prendas similares, como abrigos, chaquetas, vestidos, pantalones, camisetas, etc. Esto facilitará la búsqueda de artículos específicos. Un inventario para trasteros te será de gran ayuda para lograr una óptima organización. 
  3. Técnicas de plegado de ropa: dobla la ropa de manera uniforme para maximizar el espacio de almacenamiento. Las técnicas de plegado, como el doblez en tercios o el enrollado, son eficaces y evitan que las prendas se arruguen. De hecho, en este sentido, te pueden ser de ayuda estos consejos de organización de armarios
  4. Cajas de almacenamiento: Utiliza cajas de almacenamiento resistentes y etiqueta cada caja con su contenido y temporada. Las cajas transparentes te permitirán ver fácilmente qué hay dentro y coger en un plis plas la prenda exacta que estabas buscando.
  5. Bolsas para guardar ropa al vacío: si necesitas ahorrar espacio, las bolsas de cierre al vacío son ideales para comprimir edredones, abrigos y ropa voluminosa. Asegúrate de que estén completamente selladas para evitar que el aire y la humedad entren en contacto con las prendas.

¿Cuánto tiempo se puede guardar la ropa en bolsas al vacío?

Al igual que la comida que se envasa al vacío, la ropa también puede estropearse si se deja en estas bolsas durante una larga temporada. La presión que se ejerce sobre las prensas al estar éstas comprimidas puede provocar que el tejido acabe dañándose.

Por eso mismo, te recomendamos que sacar la ropa cada 6 meses. En realidad, si utilizas dichas prendas durante la estación que les toca no deberías tener ningún problema.

Y un tip adicional: nunca guardes la ropa nada más plancharla. Podrían quedar restos de humedad en el tejido y, por lo tanto, las prendas tenderían a amarillearse.

Proteger textiles y evitar olores a cerrado

La protección de tus textiles es esencial para asegurarte de que tu ropa se mantenga en condiciones óptimas durante su almacenamiento. Desde BeBox te damos algunas estrategias para lograrlo:

  • Cierre hermético: utiliza cajas de almacenamiento con cierre hermético o bolsas selladas al vacío para evitar que el polvo, los insectos y la humedad entren en contacto con tus prendas.
  • Cuidado de la humedad: coloca bolsas de gel de sílice o productos antihumedad en el trastero para controlar la humedad y prevenir olores desagradables y el deterioro de las prendas.
  • Aromáticas naturales: si deseas mantener un aroma fresco en tu ropa, coloca sachets de lavanda, cedro o hierbas aromáticas en las cajas de almacenamiento.

¿Cómo guardar los abrigos de invierno?

Si tu intención es guardar tus abrigos de invierno durante largos períodos de tiempo lo ideal es que lo hagas en una bolsa fabricada en tela diseñada específicamente para ellos. Al estar fabricada en este material, el tejido de tu abrigo traspirará mucho mejor y conseguirás que se conserve de forma óptima durante mucho tiempo. Sobre todo, si incorporas soluciones como accesorios de madera de cedro para ahuyentar a las temidas polillas.

Consejos adicionales para un almacenamiento efectivo

  • Armarios para guardar ropa en trasteros: si tienes espacio suficiente, considera utilizar armarios o estanterías en tu trastero para organizar tu ropa de temporada de manera más ordenada y protegida.
  • Rotación de prendas: a medida que cambian las estaciones, rota tus prendas para asegurarte de que las menos utilizadas estén al alcance. Esto también ayuda a evitar que la ropa se deforme por estar en la misma posición durante mucho tiempo.
  • Ropa delicada y zapatos: para prendas delicadas, como vestidos y trajes, guárdalos en fundas de tela o cajas de cartón con papel de seda para evitar arrugas y daños. En cuanto a los zapatos, límpialos antes de almacenarlos y coloca hormas para mantener su forma.
  • Olor a cerrado en la ropa guardada: para evitar que la ropa adquiera un olor a cerrado, ventila el trastero periódicamente y, si es posible, utiliza desodorantes de ambiente naturales.

Al seguir estos consejos y técnicas, podrás almacenar tu ropa de temporada en un trastero de manera efectiva, protegiendo tus prendas de la humedad, los olores y el polvo. Además, mantendrás tu espacio de almacenamiento organizado y listo para cada cambio de estación. ¡Preparar tu ropa de temporada será más sencillo que nunca!

Siempre que necesites ayuda para almacenar todos tus enseres y objetos queridos, pregúntanos sin ningún tipo de compromiso. ¡Ayudarte es parte de nuestro trabajo!